Violencias de género y vida universitaria en tiempos del COVID-19

Volver al listado de Noticias

IEC-CONADU. Martes 14 de abril del 2020

El teletrabajo, el trabajo académico no remunerado y las ciberviolencias durante el aislamiento son temas sobre los que invita a reflexionar Andrea Torricella en el tercero de los “Apuntes de Política Universitaria”.
 
 

 
Trabajo en casa, trabajo académico no remunerado, ciberviolencias: en tiempos de cuarentena las desigualdades y violencias basadas en el género se manifiestan en formas que adquieren nuevos matices. Andrea Torricella (Universidad Nacional de Mar del Plata) nos invita a reflexionar sobre estas cuestiones en Violencias de género y vida universitaria en tiempos del COVID-19, la nueva entrega de los “Apuntes de Política Universitaria” que propone el IEC para conectarnos en pleno distanciamiento y pensar más allá de él.

 
Para Torricella, la exigencia que la virtualidad impone a les profesores y sus condiciones laborales se superpone con otras dificultades derivadas de la preexistencia de desigualdades de clase y género: “La demanda de ‘estar conectados’ –señala– implica que les docentes tengamos una dedicación de tiempo muy alta, lo que entra en tensión con nuestros derechos laborales. Pero si tenemos en cuenta, una vez más, las desigualdades de género y de clase, estas dificultades se acrecientan. Las dinámicas en nuestros hogares son parte de esas experiencias desiguales en nuestros otros espacios de trabajo, ya sea como facilitadoras, ya sea como obstáculos”.
 
Una de esas desigualdades más notorias en el plano académico tiene que ver con el carácter machista de la división del trabajo al interior de las cátedras, que se acrecienta en el distanciamiento social: “Las docentes le dedican más tiempo al asesoramiento de alumnes y, al mismo, ocupan cargos de menor jerarquía. En cursadas con 100 estudiantes y estructuras de cátedras con jerarquías de género, ¿quién responde los 100 correos semanales de consulta? ¿Quién sostiene en términos emocionales a les alumnes que consultan cuando no comprenden los materiales o las dinámicas de trabajo digital?”

 
Ante esta situación, Torricella sostiene que el primer paso para revertir las situaciones de desigualdad y violencia en el espacio virtual y el teletrabajo es reconocer su existencia: “Percibir es la primera forma de labor política para comenzar a desarticular esas prácticas”.
 
Violencias de género y vida universitaria en tiempos del COVID-19 se pude descargar de manera gratuita desde aquí. Por otra parte, en nuestra sección “Condiciones de trabajo académico” se pueden encontrar las entregas anteriores de nuestros "Apuntes de Política Universitaria" y otras informaciones sobre nuestras condiciones de trabajo.