Para pensar la educación virtual

Volver al listado de Noticias

IEC-CONADU. Lunes 6 de abril del 2020

Con “Coronavirus: La educación (digital) interpelada”, de Cuestas y
Welschinger, el IEC pone en marcha sus “Apuntes de política universitaria”, una colección pensada durante y para reflexionar en la cuarentena.

 
 
 
 
El Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional y la consecuente búsqueda de establecer mecanismos de educación a distancia que contribuyan a no perder el hilo de la enseñanza en todos los niveles imponen preguntas, desafíos y descubrimientos a la práctica docente el entorno virtual. De relevarlos se ocupa Coronavirus: La educación (digital) interpelada, de Paula Cuestas y Nicolás Welschinger (UNLP), primera entrega de los “Apuntes de Política Universitaria” que presenta el IEC-CONADU, ideados para reflexionar en, desde y sobre los condicionamientos que impone la cuarentena: “para que el distanciamiento no nos aísle, pero también para seguir discutiendo el día después”, co

mo plantea la propuesta.
 
“Debemos generar conciencia de que el nuevo escenario abierto por la irrupción del coronavirus va a demandar más y mejores presupuestos para la educación y recursos para la docencia –advierten Cuestas y Welschinger–. También va a precisar de la revisión y la modificación de nuestras prácticas pedagógicas, en todos los niveles educativos y en la especificidad de cada escenario. De esta crisis deben surgir iniciativas que logren perdurar luego de la pandemia”.
 
Les autores, investigadores del Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales (IdHCS/CONICET) de la Facultad de Humanidades de La Plata, instan a desarrollar propuestas que “dialoguen cada vez más con la actividad prosumidora y las narrativas transmediáticas que miles de jóvenes despliegan todos los días”, pero sin olvidar jamás que el entorno digital produce un agravamiento de la desigualdad.

“No acceder a la conectividad hoy no es sólo no poder acceder a una actividad escolar

–argumentan–, sino también a un largo etcétera que quienes vivimos conectados/as naturalizamos como todo privilegio. Ya sabemos que los/as nativos/as digitales no existen y que lo realmente existente son las desigualdades generacionales e interescolares. Si no tenemos en cuenta este nivel de fragmentación, y no se presentan propuestas integrales para hacer frente a esta emergencia, esta situación potenciará desigualdades existentes”.

El documento está planteado a partir de un puñado de breves secciones que hacen su lectura rápida, amena y bien organizada. Se puede descargar de manera gratuita este trabajo desde aquí. Por otra parte, en nuestra sección “Condiciones de trabajo académico” se puede encontrar más información sobre nuestras condiciones de trabajo.