Inclusión

En los últimos años se ha producido una importante ampliación de las oportunidades de acceso a los estudios universitarios, tanto por la mejora en las condiciones de vida de la población, como por la creación de nuevas instituciones y la extensión territorial de las actividades de las universidades preexistentes. La gratuidad y la ausencia de restricciones académicas al ingreso constituyen, sin duda, un factor decisivo para facilitar esta ampliación. Sin embargo, con el objetivo de asegurar una plena democratización de la educación superior, es preciso garantizar no sólo igualdad de condiciones y oportunidades para el ingreso, sino también para el egreso.
Desde esta perspectiva, el problema del desgranamiento estudiantil, que se produce especialmente en los primeros años de las carreras y que afecta de manera selectiva a los estudiantes de los hogares socioeconómicamente en desventaja, no puede ser desatendido.